02.03.2020

conduccion y embarazo lo que no debes hacer

Autocasión MID Car vehículos segunda mano Madrid, Torrejón de Ardoz, conduccion y embarazo lo que no debes hacer

1. No Ponerte el Cinturon de Seguridad.

Si el médico no nos dice lo contrario, debemos llevar siempre el cinturón puesto. Es obligatorio desde 2006, antes las embarazadas estaban exentas, pero tras la modificación del Reglamento es obligatorio. Y si el médico prescribe lo contrario, debemos llevar siempre a mano dicha exención por si la policía nos la pide.

2. Llevar la banda ventral por el medio de la barriga

A la hora de colocar el cinturón  la banda ventral debe ir lo más baja posible con el fin de retener a la madre por la pelvis y así evitar ejercer fuerza sobre el feto. Sin el cinturón, el impacto directo con el volantepodría ocasionar riesgos graves, como el desprendimiento de la placenta o la rotura uterina.

3.- Conducir “pegada” al volante

Es también muy aconsejable ampliar la distancia entre el asiento y el volante unos 25 centímetros para evitar lesiones en caso de accidente por el contacto directo con la parte inferior del aro con el vientre.

4.- Desconectar los airbags

Nunca, los airbags deben ir siempre conectados.

5.- No tomar más precauciones los primeros meses

Existen dos fases del embarazo que son más complicadas: una es durante los tres primeros meses (cuando existe mayor riesgo de desprendimiento de la placenta o rotura uterina) y otro es al final del embarazo (por el tamaño de la barriga). Durante esta época lo mejor es tomar más precauciones y listo.

6.- No regular el asiento según avanza el estado de gestación

Conducir durante el primer trimestre de gestación no tiene nada que ver a hacerlo durante el segundo o el tercero. Es importante regular la posición del asiento a medida que pasen los meses, para colocar el respaldo lo más recto posible y sentarnos correctamente.

7.- Hacer desplazamientos demasiado largos

La ropa debe ser cómoda y el zapato plano y en líneas generales se aconseja evitar desplazamientos largos. El hambre insaciable y las constantes ganas de ir al baño son comunes en la mayoría de premamás, por lo que en el caso de tener que hacerlos, es mejor hacer paradas frecuentes que sirvan también para caminar y activar la circulación.

10 consejos a tener en cuenta

  1. Consulta a tu médico si tienes un embarazo complicado.
  2. Adopta tu postura al volante a tu nueva fisonomía.
  3. El mejor período para la conducción es entre las semanas 18 y 24.
  4. Usar siempre el cinturón de seguridad.
  5. Evita en la medida de lo posible los viajes largos: no conducir más de 2 horas seguidas
  6. Intenta que la distancia con el volante sea de unos 25 centímetros.
  7. La posición de la espalda ha de ser la más recta posible.
  8. Evita las maniobras bruscas y conduce con tranquilidad.
  9. Durante las últimas semanas de embarazo se desaconseja la conducción.
  10. Cuando tu hijo nazca usa un sistema de retención infantil desde el mismo momento que salgas del hospital.