29.01.2020

Tipos de ruido al arrancar el coche en frío y sus causas

Autocasión MID Car vehículos segunda mano Madrid, Torrejón de Ardoz, Tipos de ruido al arrancar el coche en frío y sus causas

El tipo de ruido al arrancar un coche en frío puede ser un dato clave para diagnosticar una avería en potencia. Especialmente un ruido anómalo procedente del motor, que es el principal alertador de posibles problemas.

Por supuesto, conocer cuál es el sonido habitual del vehículo en condiciones normales es vital para conseguir diferenciar los diferentes ruidos anómalos que puede hacer el vehículo.

A continuación, se detallan los tipos anómalos de ruido al arrancar el coche en frío más habituales, así como sus posibles motivos:

  1. Sonido de arranque pobre del motor. Al arrancar el vehículo en frío, se aprecia una baja intensidad de las luces del cuadro y se percibe una sensación sonora de que el vehículo arranca sin fuerza. Este es un síntoma ocasionado por problemas en la batería (con poca carga o en mal estado) o en los bornes de la misma (que posiblemente no tienen el par de apriete adecuado).
  2. Patinaje del motor de arranque (“grrrrrrrr…”). Si al arrancar, el vehículo emite un ruido de rozamiento entre engranajes, es posible que esté patinando el motor de arranque.
  3. Ruido en el motor (“chof, chof…”). Si se escucha un ruido al arrancar el motor en frío parecido a un “chof, chof…” y se percibe un fuerte olor a combustible desde el interior del vehículo, cabe la posibilidad de que los inyectores ya no sean estancos o estén en mal estado. El ruido que producen los inyectores es muy característico y es debido al efecto de expulsión de vapores de combustible hacia la parte exterior de la tapa de balancines.
  4. Ruido de rozamiento metálico. Puede suceder que, al arrancar el vehículo en frío, se escuche un ruido de rozamiento entre piezas metálicas procedente de la zona del motor. Esta situación puede ser un síntoma provocado por una avería en la bomba de agua. El ruido metálico puede producirse al entrar en contacto la turbina de la bomba de agua con la propia carcasa de la bomba.
  5. Ruido metálico (tintineo) proveniente de la zona del escape. En ocasiones, puede ocurrir que algún protector del escape o abrazadera de conexionado se suelten de algún punto de anclaje o se agrieten. El “tintineo” producido por piezas metálicas sueltas, rotas o agrietadas genera este tipo de sonido.
  6. Chirrido proveniente del interior del vehículo. Si se produce un ruido al arrancar el coche en frío parecido a un chirrido proveniente del interior del habitáculo, es posible que el ventilador/soplador de la calefacción se encuentre en mal estado (probablemente tenga un eje desequilibrado o le falte lubricación).
  7. Vibración de chapas al arrancar. Normalmente, un ruido de vibración de chapas al arrancar el vehículo suele relacionarse con un mal estado de los protectores del turbo. Estos protectores pueden agrietarse o romperse debido a factores externos como la temperatura, algún impacto, etc.
  8. Chirrido en la zona del motor. Un chirrido en la zona del motor al arrancar el vehículo puede ser debido a un rodillo o tensor de la correa en mal estado. Esto sucede porque los rodillos o tensores pueden desequilibrarse.
  9. Tableteo o golpeteo en la zona del vano motor. Este ruido al arrancar el coche en frío suele producirse por una cadena de distribución en mal estado (alargada o defectuosa). En ese caso, la cadena choca contra los patines y produce estos golpeteos, especialmente cuando el motor no está caliente.
  10. Vibración de plásticos en la zona del motor (“trrrrr…”). Las vibraciones del motor, cambios de temperatura o envejecimiento del material, pueden provocar que la tapa cubre motor se agriete o que sus apoyos se dañen y, en consecuencia, que se escuche la vibración de los plásticos.
  11. Ruido metálico en el momento exacto del arranque, acompañado de vibración en la carrocería y el volante. Puede percibirse este síntoma si los tacos de motor se encuentran en mal estado. Estos apoyos, al deteriorarse, se fisuran y el motor se descompensa de su alojamiento, cosa que ocasiona esta vibración y puede producir averías más graves.
  12. Ruido de repique metálico al arrancar (“clo, clo,...”). Al arrancar el vehículo, puede producirse un ruido de repique metálico ocasionado por una avería en el volante bimasa. Este puede desequilibrarse, produciendo una vibración que se identifica con este ruido tan característico.
  13. Fuerte silbido en el vano motor. Otro posible ruido al arrancar el coche en frío es un silbido procedente del vano motor, que probablemente sea ocasionado por una anomalía en el colector de escape. Una grieta en esta pieza o una junta en mal estado en la misma pueden generar este fuerte silbido.
  14. Castañeo de motor o ruidos inarmónicos de picado. Existe la posibilidad de que el motor produzca este tipo de sonidos cuando sufre una avería interna. Normalmente, esta es una avería difícil de identificar, dado que, para diagnosticarla con exactitud, es necesario desmontar el motor.

Recomendaciones:

Existen multitud de posibles ruidos anómalos en el momento de arrancar el motor en frío. Cuando se detectan, es fundamental revisar el vehículo lo antes posible puesto que, detrás de estos ruidos, puede estar oculta una avería importante o el preámbulo de un  problema futuro de mayor grado.

Para dar solución a cualquier tipo de ruido al arrancar el coche en frío, es muy recomendable que el técnico de taller haga al usuario dos preguntas clave: “¿Cómo es el ruido?” y “¿Dónde se produce?”. Esta información es de gran ayuda para el técnico a la hora de realizar el diagnóstico de la avería. 

Algunos de los ruidos mencionados están ocasionados por el desgaste o la rotura de piezas plásticas o metálicas.